Bau y el diseño

EL VALOR DEL DISEÑO

El diseño se define como el proceso de configuración mental previo a la búsqueda de una solución en cualquier ámbito, habitualmente en el contexto de la industria, la arquitectura, la comunicación, la ingeniería, la moda y otras disciplinas creativas.

Actualmente, el diseño es considerado un valor estratégico en nuestra sociedad por favorecer el bienestar de las personas y la competitividad de las empresas. El diseño representa la búsqueda constante de talento creativo y genera un movimiento activo por su valor en su condición de dinamizador social, cultural y económico.

Las empresas necesitan de un modo permanente nuevos productos, servicios e ideas innovadoras para ser más competitivas y poder responder a los deseos y las necesidades de una sociedad cada vez más cambiante.

Es por este motivo que, hoy en día, la figura del diseñador es clave en todos los ámbitos sociales y empresariales, ya que ofrece planteamientos y soluciones para desarrollar innovadoras propuestas profesionales de calidad que contribuyan al bienestar y a la transformación social desde la práctica creativa y el compromiso ético.

 

EL DISEÑADOR DE BAU

Estudiar diseño es aprender a crear mundos, a volcar la creatividad en la creación de mensajes, objetos, espacios, relaciones o situaciones. Algo que implica no aceptar siempre el mundo que nos rodea tal como es, sino querer transformarlo. Para ello, es importante saber analizarlo, entenderlo y por último, cambiarlo.

De este modo, estudiar diseño implica ejercitarse en la investigación a través de prototipos, maquetas, herramientas, técnicas, gestos, etc. Estudiar diseño conlleva experimentación, error y ensayo, documentación creativa y pensamiento crítico. Es conseguir trabajar en entornos colectivos rodeados de compañeras y compañeros con los que se comparten descubrimientos y preocupaciones. Significa involucrarse con los demás, querer compartir ideas y explorar nuevos espacios, nuevas estéticas y otros conceptos. Estudiar diseño nos lleva a formular preguntas, identificar oportunidades, respetar el entorno y prepararse para aportar soluciones. Nos empuja a experimentar con materiales, con ideas, con procesos para así explorar las fronteras de nuestro conocimiento y proponer formas más sostenibles de vida en común.

Estudiar diseño es entender mejor el mundo en que vivimos, reflexionar sobre las relaciones que establecemos con los objetos y otras personas, estimular la imaginación para especular sobre futuros posibles y deseables, cuestionar los límites y aprender de forma colectiva crear los mundos que están por llegar.

El Grado en Diseño de Bau tiene como objetivo desarrollar la profesión desde la práctica creativa y el compromiso ético, operando de manera respetuosa con la diversidad y la sostenibilidad.