The Otolith Group. La forma del pensamiento

Del 4 de febrero al 29 de mayo de 2011 en el Museu d’Art Contemporani de Barcelona (MACBA / Plaça dels Àngels, 1)

La forma del pensamiento se propone dar a conocer la producción y la metodología de trabajo de The Otolith Group, un colectivo artístico fundado en Londres por Anjalika Sagar y Kodwo Eshun en 2001. Entretejiendo obras y material documental de distintos orígenes y naturaleza, la exposición presenta un modo complejo de entender cómo el cine inventa la imagen y la relaciona con el sonido, con la voz que narra y con muchas otras voces que aluden a la representación. Hay que imaginar la posibilidad de que estos diferentes modos de crear, recrear y explicar la realidad puedan interrelacionarse y lo hagan sirviendo de guión a una película, con la ayuda de la escritura de ciencia ficción. Apelar a la fuerza de la ficción para explicar un interés en el pasado (que no es estrictamente documental y en el que siempre se esconden infinitos futuros, versiones de lo que ha sucedido y de lo que puede aún suceder) parece lógico cuando se intenta entender el cine de un modo completamente distinto.

Esta constante alteración de géneros nace del interés de The Otolith Group por la facultad del pensamiento de dar forma a las ideas. Pensar significa situar nuestra memoria, ordenar, interpretar, pero sobre todo significa la creación de un movimiento que relacione la actualidad de lo real con la actualidad pasada, imaginada por cada uno de nosotros. El pensamiento está poblado por formas surgidas de las relaciones que los diferentes elementos establecen entre sí. Formas que comprenden familias de ideas, de argumentos, de premisas, de potencialidades. Formas que no se ordenan del mismo modo en que se ordena la memoria: a ellas les pertenece una temporalidad distinta, fuera de la historia.

El título de la muestra está inspirado en Thought Forms (Formas del pensamiento), un libro publicado en 1901, escrito por la pensadora socialista, feminista y miembro activo de la Sociedad Teosófica Annie Wood Besant (1847-1933) y por Charles W. Leadbeater (1854-1934), en el que los autores reflexionan sobre la naturaleza y el poder del pensamiento. «Existir no es suficiente», escriben en la última página, «deseamos vivir de forma inteligente. Para vivir debemos conocer, y para saber debemos estudiar; aquí se abre un vasto territorio ante nosotros (…)». Pensar no es razonar; pensar implica aprehender el significado más allá de lo que las palabras pueden expresar. El trabajo de The Otolith Group apunta constantemente a esta necesidad de ampliar el pensamiento, de ahí su empeño en complicar la tarea de interpretación del mismo para evitar lecturas inmediatas y en un solo sentido.

Las imágenes en las que se inspira la obra provienen de fuentes diversas, que comprenden desde una serie de pósters de ciencia ficción hasta una colección de fotografías históricas sobre delegaciones comunistas dentro y fuera de la India. A pesar de su disparidad, todas contribuyen a crear una imagen del mundo y dan cuenta de sistemas de referencias históricas e ideológicas muy concretas. La cohabitación de estos mundos se parece más a la vida que la asumida neutralidad narrativa y estética del género documental. Y, por esa misma razón, la exposición nos acerca a una multiplicidad de relatos y materiales, porque no es una sucesión de argumentos, sino una ocasión para que el espectador se adentre en un modo de pensar. De pensar a través de la materia-imagen, de la materia-sonido, de la materia-memoria, de la materia-narración, de la materia-emoción; todo tiene una cualidad plástica a la que nuestra mente da forma. Comprender es moldear aquello que aprehendemos por medio de los sentidos y darle una forma en nuestra mente. Una forma que es distinta en cada uno de nosotros.

No puede afirmarse que la ciencia ficción sea un género que tenga una influencia directa sobre acontecimientos históricos. Por contra, nos ofrece posibilidades de imaginar el tiempo de un modo distinto al sentido común y nos obliga a pensar en la dificultad política, histórica y cultural de hacer imperar nuestra interpretación de la historia y su «avance» en sociedades y culturas que se rigen por otros modelos. El tiempo es una categoría intrínsecamente vinculada a la teología, a la explicación del origen y la meta última del ser, de una cultura.

El trabajo de The Otolith Group nos sitúa ante la importancia del método. Cada obra debe contribuir a crear un movimiento de rebelión especulativa, y hay que proceder a un estudio cuidadoso de cada una de las piezas que van a contraponerse para no banalizar los recursos. Una de sus propuestas consiste en (des)figurar nuestra comprensión de la historia y, más en concreto, del poder hegemónico de Europa en las colonias. Lejos de constituirse en intérpretes o comentaristas privilegiados del pasado, proponen la imposibilidad de coherencia dentro del texto, de la narración como punto de partida, y crean un discurso polisémico capaz de soslayar la pregunta sobre lo que querrá decir realmente, sobre su sentido último.

Queda mucho por decir.

www.macba.cat

 

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Audiovisual, Bau y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>